¿CÓMO PODEMOS AYUDAR A LOS NIÑOS/AS PARA COMPRENDER EL BROTE DE COVID Y EL AISLAMIENTO EN CASA?

El Grupo de Educación para la Salud de la SEPEAP ha elaborado una pequeña guía con consejos para familias con niños/as para aplicar durante los días que dure el estado de alarma por el COVID-19, por ello hemos querido compartirlo con algunas adaptaciones en nuestro Blog de la escuela porque consideramos que es de ayuda para toda nuestra comunidad educativa.

Primero de todo, hay que respetar la infancia, y cómo lo hacemos a través de pequeñas acciones y gestos:

  • Protegerlos/las de lasobreinformación y de los bulos o alarma social injustificada.

 

  • Filtrar la información y ofrecérsela de una forma adaptada a su edad.

 

  • Explicarles cuál es elmotivo del autoaislamiento: que no es su salud la que corre riesgo, sino que lo hacen para que otras personas más vulnerables, como las personas mayores se enfermen. Así les podemos hacer sentir como Superhéroes.: proponerles que den ideas de cómo pueden ayudar desde casa a los demás, a sus vecinos, familiares… Y recordarles que es algo

 

  • Ayudarles a expresar susemociones, tenemos que preguntarles “¿cómo te sientes?” Los/as niños/as van a tener más rabietas, enfados, cambios de humor… Buscar actividades que estimulen su creatividad, donde además puedan expresar sus emociones: dibujos, cuentos, manualidades…

 

  • Practicar lapaciencia y la tolerancia, los/as niños/as necesitan un clima de calma y cariño y nos van a demandar más atención. Por lo que deberemos dejar nuestras preocupaciones a un lado para centrarnos cuando estemos con ellos/as. Los adultos somos un ejemplo para los niños y las niñas.

 

  • Mantenercomunicación con sus seres queridos: familiares y amigos. Hay que mantener la comunicación con ellos de forma regular mediante llamadas, videoconferencias, emails, cartas, dibujos, manualidades.

 

  • Fijar una rutina, en el sueño, comida, actividades escolares y juego, es fundamental tanto para padres, madres  y cuidadores, como para los más pequeños de la casa. Las rutinas dan seguridad. Les ayudaremos a gestionar el tiempo y contribuiremos a reducir la ansiedad que produce el no saber qué viene después, a qué me puedo dedicar o con qué me puedo entretener. Si les tenemos ocupados en sus tareas, nosotros también nos podremos dedicar a las nuestras.

Además, en nuestro día a día debemos de crear unas rutinas de actividades, en las que deben encontrarse:

                   1. Fomentar la participación en tareas domésticas.

                   2. Permitir que los/as niños/as propongan actividades.

                   3. Realizar actividad física diaria solos y/o en familia: saltar, bailar..

                   4. Actividades de relajación para reducir el stress: yoga para niños o en familia, mindfulness (buscar tutoriales en internet adaptados a cada edad).

            Tampoco deben de sentirse culpables de ver la TV más de lo habitual, ya que esta situación es excepcional.

 

  • Debemos seguir estableciendolímites con cariño, tolerancia y coherencia: ya que esta situación va a producir más rebeldía, desobediencia ante las normas e irritabilidad y riñas entre hermanos/as. Por lo que la paciencia y la tolerancia deben ser nuestros aliados.

 

  • No estigmatizar: Explicar que puede afectar a cualquier clase social y que se cura, pudiendo llevar luego una vida normal. Los niños y niñas lo vivirán con menos ansiedad si un familiar o amigo cercano enferma. Evitar términos distintos a coronavirus, como “virus chino” ya que perpetúan ideas erróneas sobre la enfermedad.

 

  • Manteneractitud positiva, con humor y saber que vamos a salir reforzados. Recordar que como padres es la primera vez que nos enfrentamos a esta situación, por lo que no debemos ser demasiado duros si en alguna ocasión la situación nos desborda.

 

  • Sueño: hay que intentar mantener unas mismas rutinas respecto a los horarios de sueño, sobretodo en una situación tan especial como ésta, en la que no hay un horario rígido de entrada al colegio. Puede haber cierta flexibilidad, según la naturaleza de cada niño/a, pero dentro de unos márgenes razonables.

 

Importante diferenciar las actividades del día y el reposo nocturno:

 

– Mantener las horas de sueño nocturno que necesite el niño según la edad:

11-14 horas para niños de 1 a 2 años

10-13 horas para los de 3 a 5 años

9-12 horas para los de 6 a 12 años

8-10 horas para los adolescentes.

Y la siesta en niños de 2-4 años.

 

– Exponerse a la luz natural durante al menos 2 horas al día: jugando en una ventana bien iluminada, viendo pasar coches, aves…

– Desayunar bien y evitar el picoteo.

– Durante el día, sobretodo en las primeras horas, evitar tareas pasivas, es mejor activar el cuerpo realizando actividades que requieran activación mental (ejercicios, lectura) o actividad física solos o en familia.

– Al menos 1 hora antes de acostarles es mejor crear una rutina relajante, con un ambiente tranquilo. Evitar luz de pantallas al menos 2 horas antes de ir a dormir.

 

 

¿CÓMO ORGANIZAR EL OCIO?

 

La situación de aislamiento domiciliario a la que nos obliga el estado de alarma nos brinda la oportunidad de poder dedicar más tiempo a nuestra familia, de hacer todas esas cosas que apuntamos mentalmente en una lista de deseos «para cuando tengamos tiempo».

 

Es una oportunidad para dedicar más tiempo a hablar con nuestros hijos, sin prisa, creando el ambiente adecuado para que puedan “contarnos sus cosas”. Sobremesas sin prisas.

 

– Cada miembro de la familia tiene que hacer una lista de cosas que le gustaría hacer mientras dure la reclusión. La lista es modificable y ampliable.

 

– Se puede hacer una lista de cosas para hacer cuando podamos retomar nuestra vida normal. Así aprenderemos a valorar cosas a las que antes no dábamos importancia.

 

– Cada día hay que planificar qué tiempo vamos a dedicar al ocio. También habrá que hacer tareas escolares, rutinas habituales de higiene y tareas domésticas… ¡Estamos de aislamiento, no de vacaciones!

 

– Elegir qué actividades de las listas previamente confeccionadas vamos a realizar. Hay que intentar dar gusto a todos, ser equitativo. Se puede utilizar como refuerzo positivo («si haces bien las tareas del cole, eliges tú primero la actividad de hoy»).

 

– No se trata de estar siempre haciendo algo. También tienen que tener tiempo para disfrutar en soledad, incluso aburrirse un poco. El aburrimiento les permite pensar e idear nuevas actividades.

 

– Respecto al uso de pantallas: habrá ratos en los que se pueda ver en la televisión una película o una serie. No se trata de tener la televisión encendida todo el día y “verla sin motivo”. Se puede usar la videoconsola, tablet, ordenador… pero con moderación.

 

Resumiendo: máximo de pantallas al día = 2 horas. Planifica en qué vas a emplear ese tiempo. Desde Virgen de Cortes de manera diaria os ayudamos a inspiraros con ideas para hacer con vuestros peques en estos días.

 

HIGIENE

No vamos a salir de casa, pero eso no quiere decir que no haya que mantener unas normas básicas de higiene personal.

 

Como el objetivo es mantener la normalidad en la medida de lo posible es fundamental mantener rutinas: levantarse entre las 8 y las 9 AM de lunes a viernes, desayunar, asearse, hacer la cama y VESTIRSE. No es recomendable estar en pijama todo el día pues es un recordatorio negativo del confinamiento. El peinarnos, asearnos, en definitiva, cuidar nuestra imagen, es una forma de demostrar a los demás que nos importan y favorece un buen ambiente familiar.